R. Cuba, Año de la Fraternidad

El día 26 de Diciembre es un día muy significativo; La muerte de nuestra Santa Madre que toda su vida y especialmente en sus últimos días nos enseñó la verdadera esencia de la Cari­dad, que ella quiere que vivamos. Así en este mismo día, como Congregación ini­ciamos el Año de la Fraternidad.

Tuvimos la suerte de reunirnos e iniciar el Año de la Fraternidad juntas como Re­gión. Llegaron las hermanas de las comu­nidades de Cienfuegos y Trinidad para celebrar la Eucaristía la noche de Navi­dad, disfrutamos de la presencia de cada una, acogiendo la gracia y el amor del misterio del “Dios con nosotros…”. Las hermanas de Las Tunas se unen a noso­tras en el día del nacimiento del Salva­dor. El momento de Encuentro Congrega­cional con Madre Daría y con todas las hermanas ha sido para nosotras desde Cuba, como un sueño hecho realidad que fue maravilloso. ¡Qué alegría ver a las hermanas que conocemos y encontrar las hermanas de diferentes Regiones y Pro­vincias!. Sentimos el gozo de la fraterni­dad. El mensaje de la Madre General fue una llamada para abrir nuestra vida y nuestros corazones. En la tarde de este día Celebramos la Eucaristía para la aper­tura de este año de la fraternidad que fue muy significativa, participada y crea­tiva. La Eucaristía, celebrada por el Pa­dre Ariel Suarez, sacerdote Diocesano, muy amigo de la casa que nos habló de la caridad en nuestra vida cotidiana.

Recordamos y celebramos también los 25 años de vida religiosa de Hermana Marbellis Carvajal, rmi, celebrada en Las Tunas el pa­sado 8 de Diciembre .

Los días siguientes nos conectamos con las comunidades que componen la Triple Alianza. Las comunidades de Las Tunas, Cienfuegos y Trinidad han tenido encuentro con sus comu­nidades aliadas mediante llamadas vía wsp, y La Habana por mensajes, saludándonos y com­partiendo esta muy buena iniciativa. Fue una experiencia de acercarnos, felicitarnos, em­pezar a conocernos y compartir… satisfacto­ria y enriquecedora.

Llenas de gratitud y muchas emociones en­tramos en el Triduo, fueron los días 29, 30 y 31 de Diciembre. Un regalo más: este encuen­tro con El Señor, con Vicenta María, y la pa­labra de las Madres Generales, herencia de nuestra Congregación. Concluimos este Triduo con la Misa de Fin de Aňo, recibiendo el Nue­vo Aňo 2021 con ESPERANZA y confiando a María, Madre de Dios, el fin de esta pande­mia.

Empezamos este año de la fraternidad con una comida Internacional paraalargar nuestros horizontes con la cultura de los países de cada hermana.

Somos 17 hermanas en esta Región, de 8 nacionalidades y como gesto de acogida compartimos comidas de cada país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s